Orígenes

Un poco de historia…

Nico, Vanesa, Chema, JR, Analía y Alicia, nos conocimos dando charlas y talleres de sensibilización sobre la parálisis cerebral en otra entidad. Pero la propia inercia del proyecto nos hizo sentir la necesidad de cambiar el enfoque y la temática, para ampliar nuestro público y abordar directamente el tema de los Valores Humanos, que al fin y al cabo era lo que surgía en nuestras charlas. Así decidimos iniciar esta aventura en solitario y crear la asociación No somos invisibles en 2012.

El proyecto ha ido creciendo y en 2018 nos convertimos en Fundación.

Punto de partida…

Un equipo diverso de personas, que, a partir de diferentes experiencias, llegó a la conclusión de que uno de los problemas más importantes de la sociedad actual, es la desconexión del ser humano con sus valores.

Vivimos en una sociedad cada vez más exigente, en la que es fácil alejarnos de nuestros principios, de nuestros potenciales y de nuestras necesidades reales, lo que acaba haciendo que difícilmente nos sintamos satisfechos y que perdamos oportunidades de realizarnos. Si queremos que todo empiece a tener sentido, debemos ser conscientes de aquello que es más importante para nosotros y vivir en consonancia.